Safari fotográfico en Uxlabil Atitlán

Durante el mes de diciembre el Club Fotográfico de Guatemala convocó a sus socios a un safari fotográfico en San Juan la Laguna. El esplendor del lago de Atitlán, la tranquilidad del Eco Hotel Uxlabil y la amabilidad de los habitantes de San Juan fueron el escenario perfecto para que durante dos días una desena de fotógrafos captaran imágenes desde la mañana hasta el anochecer. Los participantes competían con fotografías en tres distintos temas: paisaje, retrato y aves.  Estas son las fotos ganadoras:

    

Los miembros del club fotográfico expresaron un comentario unánime: Los habitantes de San Juan son atentos y amigables, sonríen y no le tienen miedo a la cámara. Al visitar otros pueblos a las orillas del lago, pudieron constatar el alto nivel de cordialidad de los sanjuaneros. No solo es un pueblo amable y atento, sino que exhibe un alto nivel de colorido ya que en las paredes y muros de la población hay más de 45 murales, elaborados por los propios artistas locales. También se ofrece una diversidad de pinturas en una docena de galerías. Los textiles  tienen la característica de que su color proviene de tintes naturales, proceso que también puede apreciar el turista que visita a cuales quiera de las 13 asociaciones de tejedoras.

El Hotel Uxlabil Atitlán, está a las orillas del lago y también en los bordes del pueblo de San Juan la Laguna. Desde sus corredores se tiene una vista majestuosa pero cambiante, tanto hacia el lago como a la montaña Las Cristalinas o Rostro Maya. Una de las múltiples actividades que el hotel ofrece es la observación de aves, algo en lo que también participaron los fotógrafos en el safari fotográfico. A los huéspedes y visitantes se les ofrecen charlas, demostraciones, y se les facilita equipo para la observación de aves. Se trata de una actividad de ecoturismo que permite apreciar las bellezas que nos ofrece la naturaleza. Desde el lago mismo, se puede apreciar el maravilloso Atitlán a través de navegar en un kayak, algo que el hotel facilita como una cortesía.

Una de las sorpresas que recibieron los fotógrafos fue que la Rabin Ajaw, Julissa Pérez Cholotío los acompañó durante un desayuno y después accedió a ser fotografiada en diferentes escenarios. Otro aspecto que los fotógrafos valoraron muy positivamente fue la atención y calidad orgánica de la mayoría de platillos que se sirven en el restaurante del hotel Uxlabil. Por supuesto, al despedirse, todos dijeron deseamos volver pronto.